Existe un truco que pocas personas conocen para asimilar solo el 40% de lo que comes, una vez a la semana. Lo puedes utilizar, por ejemplo, para ese día de la semana que quieres excederte un poco con la comida.

Lo primero que deberás hacer es dividir tu peso entre 8. Por ejemplo, yo peso aproximadamente 56 kilos, entonces 56 entre 8 = 7. Siete es el numero de granos de café que tendré que tomar antes de esa comida a la semana donde quiero comer no tan sanamente o con algunas calorías más de las que necesito

Cómo funciona? Al contactar los granos de café con las paredes del intestino, esa parte del intestino se empieza a mover más rápido, a hacer su trabajo más rápido, aumentando la velocidad del tránsito de los alimentos. Al ser el proceso más veloz, no le da tiempo al cuerpo de captar las mismas calorías, grasas y azúcares que con un proceso normal, sino que capta de un 30 a un 40% menos.

¿Qué esperas para aplicarlo? Es muy sencillo. Pero recuerda que se puede hacer solo en una comida a la semana o máximo dos, porque sino el cuerpo se acostumbra y ya no surte efecto.