¿Te ha pasado que vas a la peluquería, eliges un lindo color castaño o rubio para tu coloración y terminas con un tono naranja o un feo amarillo, en su lugar? A casi todas nos ha pasado. Puede suceder inmediatamente, o al pasar algún tiempo, dejándote un look oxidado que prácticamente no le queda a nadie.

Imagen

Imagen

Estos tonos cobrizos o poco naturales aparecen por distintas razones:

  1. La pigmentación rojiza natural del cabello se mezcla con el tinte amarillo, dando como resultado el anaranjado.
  2. El hierro y el cloro existentes en el agua de la ducha van, poco a poco, contribuyendo al tono oxidado.
  3. Sol, piscina, shampoos no adecuados, etc..

SOLUCIÓN:  Ir matizando el color

Aquí vas a recordar un poco tus clases de arte del colegio, porque lo que vas a necesitar es ir matizando el color. Para lograrlo, necesitas aplicar el color que está justo en el lado opuesto del círculo cromático. Así que si tu cabello ha adquirido tonos amarillos o anaranjados feos, lo que toca es aplicar un shampoo color violeta o azulado como John Frieda Color Renew.

Imagen

JOHN FRIEDA COLOR RENEW (Shampoo & Conditioner)

He probado esta línea de productos y me parece una maravilla. Sirve si ya tienes el feo color o si quieres prevenir su aparición. El shampoo es de color morado, y en 3 lavadas “mata” los colores indeseados. También lo puedes aplicar como prevención cada 15 días, dejándolo actuar por unos minutos.

Contienen extracto de lavanda y una tecnología de brillo optimo que neutraliza el cobrizo renovando el color. Libre de amoniaco y peróxido.

PD: Sirven también para cabellos naturales que adquieren estos tonos.

ImagenImagen

 

Suscríbete a mi canal de Youtube! https://www.youtube.com/user/caribeazulbymafe

Hazte fan en mi página de Facebook! https://www.facebook.com/caribe.azul.7?fref=ts